REIVINDICACIONES POR EL DÍA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Tras el Día Internacional contra el Cambio Climático (24 de octubre), os proponemos una tanda de reivindicaciones a distintos niveles administrativos para afrontar la grave crisis ecosocial en la que estamos inmersos. Aún no es tarde para mitigar los efectos del cambio climático y la destrucción de la biodiversidad si actuamos ahora. Tales reivindicaciones tienen como denominador común tres sencillos principios: reducción del consumo, producción local y eficiencia energética. La necesaria transición ecológica, además, debe ser justa y no dejar a nadie atrás.

A NIVEL LOCAL

  1. Implementar la Declaración de Emergencia Climática de aquellos ayuntamientos que la hayan declarado, como el de Sevilla, y declararla donde no se haya hecho
  2. Llevar a cabo un plan de movilidad sostenible donde prime el transporte sin emisiones o de bajas emisiones y la recuperación de espacio público para las ciudades:
  • Frenar los planes de expansión de la red de autopistas periurbanas, por ser contrarios a la necesidad de reducción de emisiones y destruir paisajes de alto valor, como la Vega de Granada.
  • Favorecer y facilitar el transporte a pie, ciclista y público, frente al vehículo privado.
  • Aplicar medidas de zonas 30, más allá de los centros históricos.
  • Favorecer el transporte público no contaminante y los autobuses de tránsito rápido a los barrios más desconectados. Se trata de una medida de bajo coste en comparación con el metro subterráneo tradicional.
  • Desarrollar y aplicar planes para reducir el acceso y pacificar el tráfico en los centros históricos. Por ejemplo, aplicar el Plan Respira, presentado hace ya tres años en Sevilla.
  • Reducir el transporte público contaminante y ruidoso en los centros históricos.
  • Mejorar y extender la red de carril bici, ocupando mayor superficie de calzada, restando espacio al coche y devolviendo espacio al peatón en la acera.
  • Extender la red de monitorización de la calidad del aire.
  • Recuperar espacios para parques y zonas verdes.
  • Plantar en los alcorques vacíos y proteger los árboles existentes, para recuperar e incrementar los espacios de sombra, escasos en una gran parte de las ciudades y pueblos, y para dar cobijo y sustento a la fauna urbana.
  • Mejorar la gestión y recogida de residuos, con medidas como la introducción del contenedor marrón.

A NIVEL REGIONAL

  1. Mejorar la red de transporte ferroviario en
    Andalucía, con el objetivo de facilitar la accesibilidad a todas las comarcas
    mediante transporte público y de bajas emisiones.
  2. Mayor protección de  espacios naturales frente a incendios e
    intervenciones asociadas a la nueva ley de ordenación del suelo (por ejemplo,
    propuesta de construcción en Parque natural de Barbate).
  3. Impulsar un modelo energético distribuido,
    basado en la democratización energética, la planificación, la zonificación y la
    ordenación y que cuente con la participación ciudadana.
  4. Apoyo y ayuda a la rehabilitación de viviendas
    para mejorar la climatización y reducir emisiones.
  5. Mejorar la depuración de aguas en los puntos
    negros (especialmente zonas turísticas en verano).
  6. Favorecer la energía verde de autoconsumo
    (institutos, hospitales…).
  7. Moratoria a la construcción de nuevas macrogranjas
    cárnicas y control de los residuos que generan las existentes.
  8. Incrementar el control de residuos industriales
    en los polos químicos y garantizar que la responsabilidad de su gestión recae
    en quien los produce.

A NIVEL ESTATAL

  1. Cumplir los compromisos del Acuerdo de París. Para ello, es indispensable, entre otras medidas, el cierre inmediato de las centrales de carbón y el reemplazo progresivo de las centrales de gas de ciclo combinado.
  2. Llevar a Europa una propuesta de mejora del sistema marginalista del mercado eléctrico mayorista.
  3. Elaboración de un plan de ordenación del crecimiento de las energías renovables, que permita su despliegue con racionalidad y sin especulación, respaldando la producción localizada y las comunidades de autoconsumo.
  4. Adopción inmediata de las directivas europeas de residuos y envases y de plásticos de un solo uso.
  5. Apoyar los estudios de formación profesional asociada a empleo verde.
  6. Implementar la educación ambiental de forma transversal en la escuela a través de propuestas curriculares como la de Teachers for Future.


DÍA MUNDIAL DE LA BIODIVERSIDAD. LA PRODUCCIÓN ECOLÓGICA Y DE PROXIMIDAD PARA SALVAR EL PLANETA.

22-mayo-2021

Con motivo del Día Internacional por la Biodiversidad, las áreas de Justicia Climática y Migraciones de acciónenred Andalucía llevamos a cabo el pasado sábado 22 de mayo una actividad al aire libre en la que participaron el alumnado y voluntariado de nuestro proyecto “Espacio socioeducativo para personas migrantes y refugiadas” en Granada. También nos acompañaron algunas compañeras de Fridays For Future, con las que compartimos un día estupendo disfrutando de la naturaleza.

La actividad consistió en una ruta de senderismo por las márgenes del río Genil en Granada, conociendo un ecosistema tan importante como es el bosque de ribera, y en una visita al huerto ecológico que la cooperativa “Brotes del Genil” tiene en la vecina localidad de Cenes de la Vega. 

En el huerto, uno de los voluntarios de Brotes del Genil, Augusto, nos explicó el funcionamiento de la cooperativa y la importancia que para el cuidado del planeta y su biodiversidad tiene el consumo de productos autóctonos procedentes de la agricultura ecológica y de proximidad. Además de fomentar prácticas agrícolas y formas de consumo respetuosas con el medio ambiente y la salud, la cooperativa apoya a personas migrantes en situación de precariedad. Para conocer el trabajo en el huerto de verano y aprender de los  trabajadores del huerto usando nuestras propias manos, les ayudamos a aporcar los tomates y a construir estructuras de caña para entutorar tomates y judías verdes.

Después de una merecida comida, regresamos a nuestras casas con el convencimiento de que pequeños gestos como el de prestarle más atención a lo que comemos puede ayudar a construir para el futuro un mundo mejor, más justo y saludable.


Campaña #ConsumoEnRED

4 diciembre 2020

Desde el área de Justicia Climática de nrd Andalucía, iniciamos el pasado 27 de noviembre la campaña #consumoEnRED, dedicada a sensibilizar y reflexionar acerca de nuestro papel como consumidores y hacer hincapié en la relación entre consumo, justicia climática y justicia social.

¿En qué consiste la campaña?

Arrancamos la campaña con propuestas alternativas para afrontar esa nueva cita con el consumo que en la sociedad española hemos asumido desde hace unos años: el Black Friday.

Continuaremos a lo largo de diciembre y principios de enero con diferentes publicaciones que aborden temas como la necesidad de un consumo local y sostenible para encarar la crisis que se avecina, propuestas de plataformas alternativas para el consumo necesario, ejemplos de trazabilidad de los productos y sus consecuencias más allá de nuestras fronteras, obsolescencia programada, consumo versus consumismo… 

En definitiva, queremos sacudir y airear las implicaciones ambientales y sociales de la producción y el consumo de masas del que formamos parte, y las complejidades que entraña, para poder decidir con conciencia nuestra posición como agentes activos. 

¿Por qué elegimos estas fechas?

Nos parecía importante aprovechar el consumismo propio de esta época del año para proponer la revisión de nuestros patrones de consumo: reducirlos, revisarlos y transformarlos.

En una época en la que el consumismo parece inevitable e, incluso, recomendable; creemos que necesitamos parar a reflexionar si, efectivamente, es así y cuáles son sus consecuencias y alternativas.

Por eso, la campaña se inicia con el Black Friday y finaliza con las rebajas de enero.

Tres ejes centrales

Cambio climático, consumo y economía social.

Vivimos un momento histórico muy particular en el que manejamos problemáticas que están interconectadas y que obligan a buscar equilibrios que, con toda probabilidad, no serán perfectos. 

El estado de Emergencia Climática global es indiscutible y nuestros patrones de producción y consumo son una de las causas principales del deterioro de nuestro medio ambiente. 

A su vez, la pandemia derivada de la COVID19 ha generado e intensificado una crisis social y económica que, en lo concreto, pone en jaque a diversos sectores asociados directamente con esos patrones de producción y consumo: turismo, hostelería, pequeño comercio… 

La respuesta a la salida de esta situación no es fácil ¿qué hacer cómo consumidores? ¿qué hacer como comerciantes? ¿qué cabe exigir a nuestros gobiernos? ¿compra online “sí o no”? ¿pido comida a domicilio para apoyar al bar de mi barrio o cocino en casa y ahorro en envases y trabajadores precarios?