Mujer, vida y libertad

El pasado 11 de septiembre de 2022, Masha Amini es arrestada en Irán por no vestir correctamente el pañuelo que cubría su cabeza. Jina (nombre kurdo de Amini) muere con tan solo 22 años minutos después, retenida en una comisaría de Teherán bajo arresto policial.

Desde ese día hasta hoy, la ciudadanía iraní ha tomado las calles para criticar a la República Islámica y pedir: el fin de la imposición del velo, el fin de los abusos de la Policía de la Moral y el fin del control que ejerce el régimen sobre los cuerpos de las mujeres. Todo ello bajo el paraguas de una clara consigna: “¡Mujer, vida y libertad!

  • Una protesta que está siendo protagonizada por personas jóvenes, fundamentalmente mujeres, pero acompañadas de sus mayores.
  • Una protesta que, dos meses más tarde, recuerda al mundo que una vida es menos vida si no goza de libertad, igualdad y derecho para ser vivida.
  • Una protesta que hoy recordamos como un ejemplo para el mundo de lucha por la democracia.


Clases de español para personas ucranianas

Las consecuencias de todo tipo que ha generado la guerra de Putin contra Ucrania son dramáticas y requieren de la solidaridad con las personas ucranianas y la repulsa contra Putin.

Además, el éxodo tan masivo que esta guerra ha generado, ha llegado hasta nuestras ciudades, acogiendo a cientos de personas ucranianas que han huido de forma intempestiva del horror y la barbarie. Estas personas han llegado a nuestras ciudades sin medios económicos ni conocimiento del idioma, lo que ha dificultado mucho su situación. Sin embargo, la respuesta ciudadana ha sido muy positiva y se han generado numerosas iniciativas de solidaridad en un corto espacio de tiempo.

Desde acciónenred Andalucía hemos querido contribuir en la medida de nuestras posibilidades a esta red de apoyo y acogida dando respuesta a las demandas que nos han ido llegando. Tanto en Sevilla como en Granada hemos creado un grupo de clases de español y actividades de acompañamiento para personas ucranianas que han sido coordinadas por nuestro voluntariado. Estas clases han generado también espacios de encuentro y convivencia entre personas muy diversas, unos espacios indispensables para propiciar una buena experiencia de acogida e integración.

Sin duda, queda mucho por hacer en este sentido por lo que esperamos darle continuidad a este nuevo camino que de forma tan intempestiva hemos comenzado.