21M21 #SembrarConvivencia #RecolectarFuturo

21-marzo-2021

El 21 de marzo se celebran en todo el mundo dos días tan relevantes como aparentemente diferentes entre si: el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial y el Día Internacional de los Bosques.

Desde acciónenred Andalucía proponemos unir ambas conmemoraciones  en una acción conjunta, poniendo en valor sus elementos comunes.

Cuestiones como la desforestación y la discriminación afectan a nuestro futuro, uno al cambio climático y el otro, al incremento del odio y el racismo en nuestras sociedades. Ambos aspectos se relacionan con actitudes del ser humano como son la falta de respeto, el desprecio y la superioridad hacia la naturaleza y la diversidad humana. Las consecuencias serán (son) desastrosas si no conseguimos atajar uno y otro problema.

Esta relación resulta aún más evidente si atendemos a los refugiados climáticos, personas que se ven obligadas a desplazarse a causa de las consecuencias derivadas de desastres naturales como la desertificación, la subida del nivel del mar o inundaciones catastróficas.  Actualmente, los refugiados climáticos o ambientales suponen uno de los principales actores de los movimientos migratorios y también de las actitudes de rechazo por parte de algunos sectores de las poblaciones de acogida.

En este sentido, creemos importante fomentar el antirracismo y el ecologismo, especialmente en las personas más jóvenes. De ellos dependen los retos del futuro y el desarrollo de esta conciencia facilitará cambios en favor de un mundo más justo y sostenible.

Por todo ello, a través de esta iniciativa proponemos poner el foco en la naturalización de los movimientos migratorios y en su capacidad de generar riqueza y futuro en nuestras vidas. Entender la migración como un comportamiento natural que responde a la necesidad de construir un futuro más “próspero”. Una experiencia generadora de riqueza, tanto desde el punto de vista de la biodiversidad ambiental como de la construcción de sociedades más diversas e interculturales.

Asimismo, usando el potente simbolismo de los bosques, queremos aprovechar la ocasión que nos ofrece este 21 de marzo para insistir en la necesidad de seguir construyendo sociedades en las que primen la convivencia, el respeto, la tolerancia, la solidaridad y la libertad.

¡Únete a la campaña! Sembremos convivencia. Construyamos futuro. 

- Elige tu semilla.  La elección de la semilla puede estar vinculada a la “experiencia migratoria” de cada persona, entendiendo por ello toda experiencia de tránsito por la que atravesamos todos los seres humanos a lo largo de nuestra vida: nuestro lugar de origen, país en el que hemos vivido en algún momento de nuestra vida, lugar al que nos gustaría llegar,...  A continuación, añádele un valor que quieras cultivar (solidaridad, respeto, esperanza,...) y que también puede estar relacionado con las propiedades de la planta (sombra, cobijo, alimento...).

- Grábate un vídeo (30 seg) para compartirlo en tus redes sociales contándonos qué representa para ti esta planta y qué valor deseas cultivar. Ejemplo: " Plantando amapolas, flor autóctona del Mediterráneo donde confluyen distintas raíces de mi familia. Yo siembro libertad."

- Utiliza los recursos gráficos de la campaña que aquí te dejamos para añadir el logo a tu vídeo, añadir el marco a tu foto de perfil y llenar las redes sociales con nuestras semillas.

- El 21 de marzo sube tu vídeo a tus redes sociales mencionando a @acciónenred Andalucía. No olvides añadir los hashtag #SembrarConvivencia #RecolectarFuturo.

Sembremos las redes de valores en defensa de la convivencia, el respeto a la naturaleza y a la diversidad.

#SEMBRARCONVIVENCIA #RECOLECTARFUTURO

RECURSOS DE CAMPAÑA

- Graba tu vídeo con la cámara de Facebook con la imagen de campaña AQUÍ

- Añade la imagen para Stories en Instagram buscando etiqueta en Giphy como @accionenredandalucia

- Añade el marco a tu foto de perfil

- Spot de campaña

https://youtu.be/23eWmquE0PU

21M. Convivir para construir

21-marzo-2020

España es un país de convivencia e integración. En la últimas décadas más de 6 millones de personas migrantes se han incorporado en nuestra sociedad sin que se hayan producido graves problemas de integración. Con el paso de los años, todas estas personas han pasado a formar parte activa de nuestras sociedades, creando sus familias, participando en el tejido productivo y económico, enriqueciendo nuestra cultura, rejuveneciendo nuestra población... A día de hoy, la población extranjera supone ya en torno a un 14% de la población total.

Si nos fijamos en los más jóvenes, estamos hablando de casi un millón de hijos e hijas de personas migrantes y refugiadas, de los cuales la gran mayoría están ahora mismo insertos en las diversas etapas del sistema educativo. Menores y jóvenes que ya son compañeros de clase, de universidad y de trabajo y que cuentan con identidades mixtas que les permiten gozar de las ventajas de mantener vínculos con la cultura de sus padres, conseguir posicionarse con firmeza en la sociedad receptora y conocer las lenguas de ambos países.

   Sin embargo, en los últimos tiempos hemos asistido a un lamentable crecimiento de posturas xenófobas que presentan la migración como una amenaza, condicionando la acción de los gobiernos, centrados más que nunca en reforzar el control de fronteras como respuesta al fenómeno migratorio irregular y alejándose de las necesarias políticas de integración y convivencia.

Por ello, creemos fundamental exigir a los gobiernos atender y apoyar las necesidades de esta población, especialmente a los más jóvenes. Debe cambiar la mirada instalada en el miedo y apostar por una visión en positivo que afronte la gestión de la creciente diversidad en nuestras sociedades, para así mejorar la cohesión social en el futuro.

Se deben desarrollar planes de integración que contemplen medidas pensando en estos jóvenes, medidas centradas tanto en la diversidad existente en los centros educativos como en dar respuesta a otro tipo de necesidades más generales y de carácter estructural que remuevan los obstáculos para una verdadera igualdad de oportunidades y que reduzcan la creciente brecha de desigualdad en nuestra sociedad. 

En concreto creemos que estos planes deben contemplar: 

- Mejorar la acogida en los centros educativos desarrollando planes de apoyo a los menores y jóvenes recién llegados de otros países. 

- Dotar de recursos a los centros educativos para implementar planes de integración que favorezcan la convivencia y el reconocimiento de la diversidad desde el respeto a los derechos humanos.

- Promover medidas de conciliación familiar y derechos laborales para las personas que trabajan en los sectores laborales más precarios.

- Mejorar el sistema de acogida de los niños/as y jóvenes que migran solos, evitando que queden desamparados una vez cumplan los 18 años.

Solo de este modo conseguiremos construir sociedades más ricas y cohesionadas donde cada una de las personas que la conformamos nos sintamos parte fundamental, consolidando el sentimiento de pertenencia compartida y de confianza mutua de toda la ciudadanía.

VER VÍDEO DE LA CAMPAÑA

acciónenred Andalucía 

21 de marzo de 2020