COMUNICADO EN APOYO A OPEN ARMS Y AITA MARI




Desde acciónenred Andalucía denunciamos el bloqueo en los puertos de Barcelona y Pasaia de los barcos de rescate Open Arms y Aita Mari, como resultado de una prohibición administrativa de Capitanía Marítima, dependiente del Ministerio de Fomento.

Esta prohibición, con la que el gobierno reincide en su práctica de modificación de procedimientos administrativos según los intereses políticos que le dicten las circunstancias, introduce además un cambio de criterio sobre los barcos de las ONG de rescate que  justifica bajo la excusa del cierre de los puertos más cercanos a la zona de operaciones. Este cambio de criterio del Gobierno de España, aplaudido por el xenófobo gobierno italiano, contradice dos de las líneas que según el presidente Sánchez priman en su gestión de la inmigración: legalidad y derechos humanos. Además, contrasta con las disposiciones al respecto del Pacto Mundial por las Migraciones firmado recientemente por el Gobierno de España.

De este modo,  la prohibición de zarpar de los buques Open Arms y Aita Mari pone en riesgo la vida de las personas náufragas (migrantes y refugiadas) a las que el barco rescata en el Mediterráneo central, la ruta migratoria más mortífera en la que se ha eliminado toda presencia de barcos de organizaciones humanitarias, bajo el pretexto del cumplimiento de las normas de Salvamento Marítimo. A su vez, se hace recaer sobre los barcos de rescate de las ONG,  la responsabilidad del incumplimiento del deber de auxilio de otros países de la U.E (Malta e Italia) al cerrar sus puertos para desembarcarlos.

Acciónenred Andalucía apoya la labor humanitaria imprescindible de las ONG de rescate en el Mediterráneo, denuncia el acoso y persecución a los que se están viendo sometidas y reclama al Gobierno de España el cumplimiento de sus compromisos internacionales en materia de derechos humanos y Derecho del Mar, incrementando para ello los recursos destinados a Salvamento Marítimo para que, en colaboración con las ONG que así lo deseen, puedan salvar el máximo de vidas posibles.

El discurso que mantiene el presidente Sánchez sobre migraciones requiere coherencia con los hechos y una denuncia valiente del incumplimiento de las obligaciones de los países europeos involucrados directamente y la falta de corresponsabilidad del resto. Así mismo, creemos que el gobierno debería afanarse en promover una respuesta europea común a la crisis humanitaria en el Mediterráneo basada en un escrupuloso cumplimiento de los tratados internacionales firmados sobre derechos humanos  y especialmente el Convenio de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar aprobado en 1982 el cual obliga a cualquier barco a rescatar a las personas náufragas que pudieran encontrar y trasladarlas a puerto seguro.

#FreeOpenArms #FreeAitaMari  #IlegalEsDejarlesMorir #SalvarVidasNoEsDelito

Viñeta @pedripol

 

Noticias