Análisis: Elecciones 10 noviembre




27-noviembre-2019

La decisión de ir a nuevas elecciones para el 10N ha sido un error. Los cálculos que pudieran hacer tanto el PSOE como Unidas Podemos no se han cumplido. Ahora estamos en una situación más complicada que el 26 de abril, con un parlamento más polarizado y fragmentado. Pero la subida de VOX seguramente obligue a todas las fuerzas de izquierda a llegar a algún tipo de acuerdo. Esperemos que se pueda en poner en funcionamiento un gobierno que lleve adelante un proyecto progresista que aborde los complejos problemas de toda índole que tenemos como país (la cuestión territorial, la transición energética, la pobreza, los riesgos de recesión…).

Las elecciones han dibujado un mapa electoral en el que los dos bloques, izquierda y derecha, se igualan aun más en votos, reduciéndose las escasas diferencias que había a favor del bloque de la izquierda. Pero ambos bloques bajan en votos. Como era de esperar la abstención ha aumentado respecto a abril y ha afectado tanto al bloque de la derecha como de la izquierda.

Las elecciones también han dejado un claro ganador, VOX y un claro perdedor, Cs. Vox ha obtenido casi un millón de votos más que el 28 de abril, obteniendo un total de 3.640.063 votos (15,09%) y 52 diputados, 28 más. Cs ha perdido 2.499.060 votos respecto a abril y 47 diputados, se queda solo con 10. La mayor parte de los votos de Cs han ido a VOX y en menor medida al PP, aunque también cerca de un millón de votantes de Cs se han abstenido. El PP ha crecido en 663.846 votos respecto a abril y tiene 22 diputados más, se sitúa en los 88 diputados. El PSOE apenas se lleva voto de Cs, ésta era su apuesta y su esperanza en la llamada al voto útil que no le ha funcionado. El PSOE ha perdido más de 700.000 votos respecto a abril y 3 diputados, se queda en 120. También Unidas Podemos ha pedido cerca de 800.000 votos y 7 diputados, se queda en 35. Los electores han castigado a uno y a otro, aunque en términos relativos más a Unida Podemos que al PSOE. Más País no ha conseguido buenos resultados, no llega al 5%, y no tendrá grupo parlamentario. También está claro que a los partidos nacionalistas les ha ido bien, tanto en Euskadi como en Cataluña y Galicia. En Euskadi, Navarra y Galicia no tiene VOX representación y en Cataluña obtiene dos diputados, los mismos que el PP y Cs.

Andalucía

La participación (68,25%) ha sido algo menor que en el resto de España y 5,36% puntos menos que en abril.

El PSOE ha sido el partido más votado, 25 diputados, ha subido uno con respecto abril aunque ha perdido 143. 823 votos. En segundo lugar, ha quedado el PP con 15 diputados, 4 diputados más que en abril, ha ganado 88.991 votos. En tercer lugar VOX con 12 diputados, ha duplicado sus diputados, de 6 a 12 y 256.220 votos más que en abril. En cuarto lugar Podemos con 6 diputados, ha perdido 3 diputados y 95.258 votos. En último lugar, Cs con 3 diputados ha perdido 8 diputados y 464.591 votos.

En Andalucía los resultados no son especialmente diferentes al resto del país. La suma de la izquierda da 31 diputados y la de la derecha 30 diputados, casi igualado. Cuando en abril era 33 diputados para la izquierda y 28 para la derecha, la diferencia era mayor, de 5 diputados.

Sin embargo, la diferencia en votos es a favor de la derecha, con 2.085.907 (PP+VOX+Cs) frente a 1.975. 907 de la izquierda (PSOE+ Podemos), en abril la diferencia era ligeramente a favor de la izquierda.

Al igual que en el resto de España, VOX ha salido ganador y Cs el perdedor. VOX en Andalucía obtiene un 20, 39% muy por encima de la media nacional que es de 15.09%. Andalucía está en cuarto lugar en porcentaje de votos a VOX, por detrás de Ceuta, Murcia y Castilla La Mancha.

VOX está prácticamente igualado en votos con el PP, hay una diferencia de menos de 7.000 votos con el PP. El PP ha obtenido 874.190 votos y VOX, 867.429. Es la segunda fuerza política en Almería, Cádiz, Huelva y Sevilla por delante del PP. En Málaga la diferencia es de menos de 1.000 votos con el PP.

VOX tiene, ya, representación parlamentaria en todas las provincias, antes no tenía ni en Jaén ni Huelva. Aumenta sus diputados en todas las provincias, excepto en Granada y Córdoba que se queda con un solo diputado, igual que en abril.

Falta saber si el batacazo de Cs va  a pasar factura al gobierno de la Junta de Andalucía. Está claro que el gran beneficiado del trifachito ha sido VOX a pesar de no estar en el gobierno y el gran perjudicado ha sido Cs.  

Son los comentarios sobre la subida de VOX los que más han dominado en los medios de comunicación, sin que termine de haber acuerdo sobre cuáles son las causas de este aumento. Los comentarios se reparten entre los que atribuyen una relación más directa con la identidad nacional, nacionalismo español, alimentado por el conflicto catalán y los que ponen también el acento en la inmigración.

Parece claro que en algunos territorios como Almería, Murcia, Algeciras… sí se puede establecer una relación causal entre la subida de VOX y la actitudes xenófobas. También que VOX tiene más votos en las localidades con más inmigración, sin que ello quiera decir que se puede establecer una relación de causa-efecto. También parece que el incremento de votos de VOX, entre las clases bajas y los parados proceden de antiguos votantes de derecha que votaban al PP o Cs.

Sin embargo, no está claro que se pueda afirmar que VOX haya penetrado en las bases tradicionales, de los votantes, de los partidos de izquierda. No parece que, hasta ahora, se haya producido una lepenización de VOX.

En Andalucía tendremos que ver si hay algunas singularidades, que añadir a los comentarios generales, que expliquen el mayor incremento de votos a VOX.

27/11/2019

Noticias