25N No hay solución sin prevención


portada

El 25 de noviembre es una oportunidad para que toda la ciudadanía expresemos de forma unánime nuestra más decidida repulsa a la violencia sexista contra las mujeres.
Los datos son insoportables:

• En los últimos 15 años cerca de 1.000 mujeres han sido asesinadas por su pareja, así como 23 menores.
• 600.000 mujeres han afirmado padecer violencia a manos de su pareja (Macroencuesta 2011).
• Una de cada cuatro mujeres manifiesta haber sufrido algún tipo de agresión sexista (I Barómetro Feminista, 8/11/2018).

Para revertir esta dura realidad debe haber un firme compromiso de las administraciones públicas y de la ciudadanía.

¿CÓMO AVANZAR?
La idea de que la educación es clave para la erradicación de los malos tratos y de toda violencia interpersonal goza de un amplio consenso social. Sin embargo, las políticas públicas vienen primando los recursos punitivos, relegando a un segundo lugar las medidas destinadas a la educación, la prevención y la implicación ciudadana.

Es hora de cambiar de rumbo, de poner realmente en primer plano la prevención, de implementar políticas educativas eficaces basadas en los Buenos Tratos.

UNA EDUCACIÓN QUE IMPULSE:

• Una asignatura de Educación para la Ciudadanía, que se fundamente en los derechos humanos y permita potenciar unas personas más autónomas, críticas, corresponsables y solidarias.
• La igualdad entre mujeres y hombres, contrarrestando lo que el sexismo nos limita a unas y otros. Por ejemplo, impulsando la libertad sexual de las mujeres y el aprendizaje de los cuidados en los chicos. Una educación que traslade la deseada paridad en lo público también al ámbito de las tareas domésticas y los cuidados de las personas.
• El reconocimiento y respeto de la diversidad sexual y de género: mujeres, hombres, trans o sin definición de género; lesbianas, gais, bisexuales, asexuales…; diferentes prácticas y deseos sexuales, basadas en el consentimiento … Por ello, una educación crítica con la problemática visión dicotómica mujer-hombre: una masculinidad, una feminidad y la heterosexualidad como únicos y “naturales” destinos.
• Una educación afectivo-sexual desde la infancia que no esté basada en los miedos y los riesgos (al embarazo, al contagio, a la agresión…) sino en la responsabilidad y el placer. Una educación que refuerce la autonomía y seguridad personal para afirmar lo que se desea y lo que no; que promueva basar las relaciones sexuales en valores como la igualdad, la libertad, el respeto… Los mismos que deben guiar toda relación interpersonal y nuestras normas de convivencia.
• Una cultura pacifista sobre la que descanse nuestra convivencia y el afrontamiento de los conflictos interpersonales. Una cultura que se aleje de judicializar todo tipo de conflicto y potencie herramientas individuales y sociales para abordarlos. Una cultura que promocione el diálogo, el aprendizaje de la negociación y el consenso, la mediación y los buenos tratos.

No hay solución sin prevención.
Por tanto, tenemos que exigir a las administraciones públicas que sitúen de manera urgente la prevención y la educación en el lugar que le corresponde. ¿Nos ayudas a lograrlo?

Puedes hacerlo participando en el equipo de acciónenred que implementa el Programa Por los Buenos Tratos.

Puedes también hacer uso de la Caja de Herramientas que te ofrecemos:

- Corto Zona Libre de Control
Propuesta didáctica. Zona Libre de Control
- www.porlosbuenostratos.org

 

Encuéntranos:
www.accionenred-andalucia.org
www.porlosbuenostratos.org
Granada, C/ Enriqueta Lozano 7, bajo.
Tfno: 958 229 831
Sevilla, C/ Curtidurías 15, bajo.
Tfno: 954 902 012
accionenredandalucia@gmail.com

Noticias